La Atlántida‘, por Georgeos Diaz Montexano. Documental del National Geographic y James Cameron.

 Entrevistado por la escritora Carme Jiménez.

 

La Bruixa Carme acompanyada de Georgeos Diaz Montexano i L’Atlàntida

 

Benvinguts de nou al màgic món de la Bruixa Carme. Maga, tarotista i guia espiritual. Segueix-me mitjançant www.labruixacarme.com, Hechizos de Luna, cada dimecres de 7 a 8 de la tarda amb TIRADES DE TAROT GRATUITES trucant al 938820203 i per www.radiopista.cat i els dissabtes a Calidoscopi a www.torredealire.cat, (horari al facebook de “la bruixa carme”).

Comencem aquest nou viatge del mes d’abril parlant de l’Atlàntida, de la mà d’en Georgeos Diaz Montexano, escriptor de llibres com ATLANTIDA, PIRÁMIDES EN IBERIA i molts més, investigador de l’Atlàntida i epigrafista.

Estudiós de l’Atlàntida i especialitzat en llengües i escriptures d’antigues civilitzacions ens mostra una visió desconeguda fins ara de l’Atlàntida amb un gran documental emès pel canal DMAX “El resurgir de la Atlántida” on ha coo-dirigit amb James Cameron,(director de ALIENS: EL REGRESO, TITÁNIC I AVATAR), Simcha Jacobovici, (ÉXODO DESCODIFICADO) i National geographic Channel.

Disfruteu de l’entrevista realitzada a un gran amic i persona, Georgeos Diaz Montexano.

 

– ¿Cúal fue el origen de tu interés para estudiar La Atlántida y cuántos años de investigación le has dedicado?

 

Mi interés comenzó realmente hacia los 14 años, pero fue de modo intermitente (algunos artículos y conferencias en Cuba) hasta que, en la primavera de 1994, ya en España, a raíz de unos descubrimientos epigráficos que realicé nada más llegar y su confrontación con las fuentes primarias escritas en griego de los textos de Platón y otros autores, decidí comenzar un proyecto de investigación sobre la Atlántida. Desde entonces ya ha sido de manera intensa y continua, sin apenas descanso, publicando centenares de artículos y algunos libros para difusión libre y gratuita, impartiendo conferencias en varias asociaciones, instituciones y universidades (Complutense, Universidad de Barcelona y Universidad de Granada), y concediendo múltiples entrevistas radiales y algunas televisivas en programas educativos de menor audiencia, por supuesto. Durante todo este tiempo también he publicado más de una treintena de libros, algunos muy densos y voluminosos, dirigidos a un público más especializado o académico, y otros más breves que son resúmenes de

los anteriores y dirigidos a un público más general, menos especializado. Finalmente, mi proyecto más reciente ha sido trabajar como co-guionista y Historical-Scientific Atlantology Adviser para James Cameron, Simcha Jacobovici y National geographic Channel, en la producción del primer episodio de una saga de documentales (prevista como una trilogía) sobre la Atlántida desde el punto de vista de la atlantología histórico-científica.

 

– ¿Cuáles fueron los orígenes de La Atlántida?

 

Como he venido demostrando en mis más de veinte años dedicados a la investigación de la atlantología histórico-científica, la Atlántida fue descrita siempre como una isla en el Atlántico donde floreció una cultura con un nivel de desarrollo similar a los de la época Calcolítica o el Bronce pleno. Jamás fue descrita como una super-civilización con super-poderes tecnológicos de ninguna clase como muchos aún creen por tanta literatura de ficción histórica que ha venido inundando los medios desde finales del siglo XIX. Como tampoco es cierto que fuera un gran continente (siempre fue descrita como una isla) ni que desapareciera hace casi 12.000 años, pues eso no es lo que se dice en las fuentes primarias cuando las lees directamente desde los manuscritos y códices escritos en griego. La fecha de 9000 años antes de la conversación de Solón con los sacerdotes egipcios (o sea, hace unos 11 570 años aproximadamente) no se da para el final de la Atlántida sino para el comienzo de la historia que se está narrando, es decir, que es la fecha de cuando los dioses se repartieron el mundo (tras la Titanomaquia) y entonces el Ática le correspondió a la diosa Atenea y a Hefesto, mientras que la isla Atlantis le tocó en dicho mismo reparto al dios Poseidón quien tras unirse con una mortal (Kleitós) procrean diez hijos. Estos serán los fundadores de las diez casas o linajes reales de los atlantes. Después de este suceso que comienza en el 9000 antes de Solón, se explica cómo fue que generaciones tras generaciones, con el paso de mucho tiempo, los atlantes fueron evolucionando y creciendo como imperio hasta alcanzar una rica y próspera civilización basada en los metales (oro, plata, cobre, estaño y bronce) y que ya en los tiempos finales deciden invadir a otras naciones. Y así, hallándose esos pueblos atlánticos en plenas guerras de conquistas en el interior del Mediterráneo, es cuando entonces acontece el gran cataclismo sísmico-tsunámico que destruyó su civilización y provocó el hundimiento de la isla. Todo esto se precisa de modo más que claro en el mismo Timeo y Critias de Platón. El cataclismo que destruye a Atenas -y al parecer a la misma Atlantis también- en una sola noche, es fijado por los mismos sacerdotes egipcios (Critias 111-112) como el que sucedió justo antes de los tiempos de Deucalión. El cataclismo anterior al acontecido en los tiempos de Deucalión es el mismo que los griegos conocieron en sus leyendas como el que ocurrió en tiempos de Ogygos u Ogiges, el cual fue datado por los antiguos griegos y primeros exégetas bíblicos hacia el 2700 o 2500 a. C., y en estos mismos tiempos se ha registrado un paleotsunami de gran intensidad en los alrededores de las costas de Huelva y Cádiz. Este final

catastrófico de Atlantis sucede, repito, mucho tiempo después del origen de la Atlántida, origen que fue fijado en el 9000 antes de los tiempos de Solón, cuando los dioses olímpicos (Zeus, Hades y Poseidón) deciden repartirse el mundo, según se indica en el Timeo y en el Critias. Por consiguiente, la Atlántida desapareció en tiempos más recientes, ya en plena Edad del Bronce o bien algo antes, durante el Calcolítico.

 

– ¿Qué pueblos y civilizaciones interactuaron con el pueblo Atlante y/o dejaron constancia de dicha interacción?

 

De acuerdo a lo que leemos en las fuentes primarias escritas (principalmente en las fuentes grecolatinas y egipcias) los atlantes interactuaron con muchos pueblos del interior del Mediterráneo, aunque no se citan todo de manera específica. Solo hallamos referencias de las actuaciones de los atlantes (por lo general bélicas o como parte de conquistas o colonizaciones) con egipcios y griegos primigenios, es decir, micénicos y quizás con pre-griegos pelásgicos, y también con antiguos pueblos líbicos incluidas las célebres guerreas libias conocidas en los textos griegos como Amazonas. Podríamos añadir también a las poblaciones de Iberia del Neolítico el Calcolítico si consideramos las varias evidencias epigráficas que hemos hallado en varios puntos de la península donde se puede leer nombres como Atal, Atla o Atala, Atlutu, Tletas, Taletes, Ataleate y en inscripciones latinas de época ibero-romana, Adlanteus o Atlanteus, o sea, Atlantes, entre otras evidencias ya de otro tipo como la presencia en Iberia de ciudades circulares concéntricas con el mismo patrón y diseño que el de la capital de Atlantis alternando fosos circulares usados como canales para contener o conducir agua (el mismo tipo de ingeniería hidráulica usada por los atlates según vemos en el Critias) con anillos de tierra o espacios inter-fosos, todo ello alrededor de una zona central que queda como una especie de pequeña isla-acrópolis.

 

– ¿Dónde podríamos encontrar pruebas empíricas, petróglifos, muestras históricas…, que ratifican los origines y evolución de La Atlántida y los Atlantes?

 

De momento la mayor cantidad de pruebas indiciarias (como prefiero llamarlas) tanto de petroglifos, pinturas rupestres e inscripciones como de ciudades con el mismo patrón urbanístico e idéntica ingeniería hidráulica podemos encontrarlas en la península ibérica, seguida de algunos lugares de Marruecos y de las islas del norte de Europa. Es decir, casi todo en el entorno más cercano del lugar donde se hallaría la misma isla Atlantis (si realmente fue una isla y no un error de interpretación de una península o lengua de tierra de las costas de Iberia o de Marruecos mismo) según la precisa ubicación que se hace de la misma e el Timeo y el Critias de Platón y en otros autores clásicos.

– ¿Dónde se encontraría La Capital de La Atlántida en Iberia?

 

Si te refieres a la ciudad más importante de la civilización atlante dentro de la península, de momento la mejor candidata a ser esa capital atlante en Iberia es la «Primigenia Jaén», es decir, el sitio arqueológico conocido como «Marroquíes Bajos» en el barrio norte de la actual ciudad de Jaén, ciudad calcolítica que consideramos fue construida por el mismo pueblo de la alta civilización atlántica neolítico-calcolítica que por tradición llega en forma de leyenda histórica a los egipcios quienes los trasmiten a Solón. Esta ciudad es, de hecho, la más antigua macrópolis de Europa, es decir, la más antigua y más grande ciudad fortificada con ingeniería hidráulica y con diseño atlante del mundo que, además, ya construía canales o acueductos (a nivel de suelo), puentes y calles empedradas, miles de años antes que las grandes civilizaciones clásicas y con un arte decorativo en la cerámica sin parangón alguno y muy por delante de las civilizaciones de su mismo tiempo.

 

– ¿Cómo serían los orígenes genéticos de los Atlantes y con qué pueblos se relacionarían actualmente?

 

En cuanto a la genomática, sabiendo pues que la civilización que los egipcios describen a Solón sería la misma que proliferó en las costas atlánticas del suroeste de Europa, concretamente en Iberia y Marruecos, fundamentalmente en tiempos del Neolítico y el Calcolítico, solo necesitamos conocer la composición genética de los pueblos que formaban esta civilización, recientemente hemos tenido acceso a tales estudios y ahora sabemos que el perfil genomático predominante entre tales pueblos atlánticos o atlantes de Solón, Platón y demás autores grecolatinos, estaba compuesto por linajes paternos y maternos típicos del Neolítico y el Calcolítico procedentes de Asia Menor (Turquía, Siria, y sur del Cáucaso), Cercano Oriente y algunas zonas de la Europa oriental (principalmente Macedonia), y linajes paternos y maternos que ya existían en Iberia desde finales del Paleolítico y el Mesolítico. Destacando entre esos linajes los paternos (ADN-Y) de los haplogrupos I2 (Clan de Igor) y G2 (Clan de Georgeos) y entre los linajes maternos (ADNmit) los linajes de los haplogrupos V (Clan de Velva), J (Clan de Jasmine), K (Clan de Katia) y N (Clan de Nadia).

 

– National Geographic ha realizado el documental “El resurgir de La Atlántida”, producido por James Cameron, dirigido por Simcha Jacobovici, en el cual has colaborado como arqueólogo y escritor de La Atlántida. Nos puedes comentar el documental.

 

De manera resumida, el documental comienza en Santorini y continúa sucesivamente por Malta y por Cerdeña para valorar las propuestas de que tales islas serían los verdaderos referentes de la leyenda de la Atlántida las cuales terminan siendo descartadas por claras

inconsistencias con los datos de las fuentes primarias. La segunda parte del documental empieza en las Columnas de Hércules, el actual Estrecho de Gibraltar, donde se examina las propuestas que defendemos el Dr. Richard A. Freund, arqueólogo y semitólogo especializado en historia antigua del pueblo hebreo y por el que ahora escribe estas líneas y que resultan ser las propuestas apoyadas por el propio J. Cameron. Finalmente, el documental explora las islas Terceira y Pico del archipiélago de las Azores, pero termina considerando como más verosímil la propuesta en la que vengo trabajando desde hace ya casi treinta años (recientemente con el apoyo del Dr. Freund) del suroeste ibérico como punto central desde el cual se expandiría la civilización marítima atlante del Neolítico/Calcolítico y del Bronce, generadora de la leyenda, hacia otros lugares del Atlántico y el Mediterráneo.

 

– Breves puntuaciones del autor sobre La Atlántida.

 

Tal como sugieren las centenas de pruebas indiciarias desde epigráfico-lingüísticas hasta cartográficas, geológicas, sismológicas y arqueológicas que he logrado reunir durante las últimas dos décadas, de haber realmente existido la civilización atlántica que es descrita por ello mismo con el nombre de Atlántida, las ruinas de las principales edificaciones de su metrópolis o capital sagrada deberían hallarse bajo el mar, en algún punto de esa área atlántica que rodea las costas de Huelva, Cádiz, Madeira, Marruecos y Canarias, pero muy probablemente en algún punto más cercano a las costas de Huelva, Cádiz y Marruecos. Creo firmemente que algún día se llegará a confirmar si realmente existió o no dicha isla atlántica o si todo ha sido solo una invención de los sacerdotes egipcios que trasmitieron a Solón una leyenda forjada con datos históricos reales sobre una antigua civilización atlántica que proliferó principalmente por el suroeste de Iberia, mezclados con leyendas y mitos, la misma que es presentada a Solón como una «historia verdadera» basada en «antiguas tradiciones» que después su sobrino-pentanieto Platón utilizó como fuente para la redacción del diálogo Critias o el Atlántico y una breve introducción en el Timeo.

 

Finalmente me gustaría invitar al culto lector con ganas de ampliar estas investigaciones y descubrimientos a visitar www.AtlantidaHistorica.com y usar el buscador interno o simplemente el directorio de archivos. Hay mucho material publicado que espero resulte como mínimo de interés.

1+